home
 

Agua y Aire Sistemas
Michoacán, México
Tel. / Fax: 52 (753) 5377272

Información y Ventas
 
GMX Acondicionador Magnético de Fluidos
       
 

El acondicionador magnético GMX, es un poderoso dispositivo fabricado a base de cerámica magnética grado 8, originalmente desarrollada por la NASA y dentro de sus virtudes está el evitar la incrustación (formación de sarro) en equipos y lineas de conducción de agua, evitando no solo, se depositen las sales minerales disueltas en el agua, si no también removiendo la incrustación existente en tuberías usadas.

Algunas personas conocen estos equipos como bujías magnéticas

 

 
  Galería de fotos Aplicaciones

Como trabaja el Acondicionador Magnético con el Agua?

El Acondicionador magnético GMX, cambia la estructura molecular de los minerales disueltos en el agua. Este cambio inhibe la formación de nuevos sedimentos mientras retira progresivamente, los depósitos adheridos existentes en las tuberías, calderas, calentadores de agua, y en virtualmente cualquier superficie de la red hidráulica de un edificio, casa habitación o industria.

Las unidades GMX se diseñan por computadora, de tal manera que sus campos magnéticos, no requieren ninguna fuente de energía externa. Las magnetos permanentes de las unidades GMX son de Ferrita de Estroncio y en 125 años, tendrán una perdida de su poder menor al 3%.

La dureza del agua está en función de la cantidad de minerales disueltos, siendo los principales, los carbonatos de calcio y de magnesio; estos no son parte propia del agua, sin embargo poseen un enlace entre si, asi, cuando estos enlaces se rompen, cuando el agua se almacena, calienta o se evapora, se precipitan, depositándose en la superficie del material que los contiene, produciendose el sarro y si continua, puede llegar a formarse una capa que puede llegar a obstruir completamente una tubería o impedir la transmisión de calor en calderas, calentadores y equipos de intercambio de calor.

Calentador de Agua dañado por incrustación

¿La solución? Hay varias, hablaremos de ellas.

Desde hace mucho tiempo, la solución más común fue el suavizador de agua tradicional que saca una porción de los minerales que provocan la dureza del agua y los reemplaza por el sodio. Estos son caros y pueden provocar problemas ambientales por las concentraciones altas de sales que se vierten cuando se realiza el lavado del polímero. Que si bien detienen la incrustación no quitan la que ya existe.

Otro remedio para la incrustación son los lavados con ácido y aditivos químicos, las desventajas son aun mayores, por los riesgos de contaminación y el hecho que pueden llegar a dañar las superficies a tratar.


Cuál es entonces la solución mas aceptable de combatir la incrustación?

La respuesta queda en una palabra compleja para un fenómeno físico bastante simple: MagnetoHydroDynamica. Simplemente es el fenómeno que ocurre cuando el agua pasa através de un campo magnético propiamente enfocado. El magnetismo, rompe los enlaces eléctricos existentes entre las particulas minerales, liberandolas, estas partículas forman centros de cristalización, atrayendo a mas partículas, creandose formaciones redondas que permanecen en el agua en lugar de adherirse a las superficies

El cambio que se produce en los minerales que ocasionan la dureza, es de una incrustación en forma de cubo de hielo a una forma de polvo ligero, como copo de nieve.

 

Agua sin tratamiento

Fotografía de agua sin tratamiento con una dureza de 140 ppm, amplificada 400 veces

 

Agua con GMX

Misma agua despues del tratamiento con GMX Mod. 800, ampliada 400 veces

Este proceso de mantener en suspensión los minerales en el agua, en lugar de permitirles precipitar en las superficies formando incrustación al calentar o cuando la evaporación tiene lugar, es conocido como acondicionamiento magnético del fluido.

El agua tratada de esta manera, se comporta como mas suave y adquiere un sabor mas agradable.

Como trabaja el Acondicionador Magnético en su auto?

Los hidrocarburos (Gasolina y Diesel), no son mezclas homogeneas, asi que sus moléculas vienen formando grupos "racimos", lo cual aunado a la polaridad de los mismos, no permite que todas ellas entren en contacto con el oxígeno del aire en el momento de la combustión, siendo esta, incompleta.

El Acondicionador magnético, distenciona estas uniones y las ordena logrando con ello que todas las moléculas entren en contacto con el oxígeno del aire en la cámara de combustión, teniendo como resultado una mejor combustión, asi Ud. obtiene en conjunto:

  • Ahorro de Dinero al tener un mejor rendimiento en el combustible, mas Km / litro, de un 8 a un 20%.
  • Mayor potencia en su auto.
  • Evita la formación de depósitos de carbón en la cámara de combustión y válvulas.
  • Menor desgaste de su motor y consecuentemente, menor mantenimiento requerido.
  • Reducción de las emisiones contaminantes por el tubo de escape del automóvil, contribuyendo a que tengamos un aire mas limpio.

El Acondicionador magnético GMX trabaja para Ud.

  • No tiene partes en movimiento
  • No requiere energía externa
  • No requiere mantenimiento ni calibración
  • Dura, toda la vida !!!

Por que GMX es mejor?, Por tres razones.


1.- Tiempo de Contacto
La cantidad de tiempo que un fluido está en el contacto con el campo magnético por el que atraviesa, se llama "tiempo del contacto". La cantidad de tiempo del contacto es influido por la longitud de tubería que se expone al campo magnético. A mayor tiempo del contacto, es mas eficaz el acondicionandor. Algunos acondicionadores magnéticos dan sólo una media pulgada para el tiempo de contacto a los fluidos. Ésto hace la gran diferencia.

2.- El enfoque
El enfoque del campo de energía es otro factor esencial. Un acondicionador magnético, debe enfocarse apropiadamente en la tubería por la que pasa el fluido. la unidad debe estar enfocada en un ángulo de 90º respecto a la línea de flujo del agua o combustible.

3.- La Fuerza del Magneto
Todos los Acondicionadores magnéticos GMX estan construidos con cerámica magnética grado 8, desarrollado originalmente por la NASA. La Cerámica Magnetica es el único material conocido para sostener un campo magnético permanente a lo largo de la vida de un ser humano. En 125 años, éstos magnetos pierden menos del 3% de su poder.